Las Distancias - Crítica

LAS DISTANCIAS

por Adelaida Valcarce

Comparte esta crítica
Las Distancias - Crítica en minicritic

Han pasado ya siete años desde que Elena Trapé dirigiera Blog, una interesante aproximación al universo de la adolescencia y sus padecimientos. Ahora llega a las pantallas su nuevo film, Las distancias, presentado en el Festival de Málaga, donde se alzó con la Biznaga de Oro a la mejor película, mejor directora y mejor actriz para Alexandra Jiménez.

 

Las distancias nos cuenta cómo el tiempo, las expectativas y las peripecias vitales van alejando a aquellos que estuvieron próximos, en este caso a un grupo de amigos que, en vano, intenta revivir la camaradería y despreocupación de los años de Universidad, allá en Barcelona, porque muchas amistades, posiblemente la mayoría, tienen fecha de caducidad. Lo que empieza como un pretendido fin de semana divertido, pronto comienza a tornarse sombrío porque los integrantes del grupo van perdiendo sus máscaras, arrollados por la situación,  teniendo que enfrentarse a sus contradicciones. Nadie parece estar preparado para este reencuentro tan descarnado, donde las frustraciones personales van tomando forma y definiendo el rumbo de la reunión. Entonces salen a escena las decisiones tomadas, el paso del tiempo, la sombra de las crisis personales y económicas que tan reconocibles son para el espectador.

La película es de una sutileza exquisita en los detalles, en sus silencios también, y con una credibilidad del lenguaje fílmico más que notable. Rodada en Berlín, el trabajo sobresaliente del director de fotografía, Julián Elizalde, consigue que el palpable el frío, la escasa luz invernal y el hostil idioma  se materialice en cada plano. Un momento especialmente nostálgico se produce cuando suena  la canción de Los Fresones Rebeldes Al amanecer, verdadero himno generacional de los noventa. Sólo hay alguna escena algo desarbolada quizá por la premura en resolverla, pero los méritos de la cinta son muchos en comparación con las sombras.

Las Distancias - Festival de Málaga

Para finalizar, resulta muy reseñable el trabajo actoral que da credibilidad al grupo de amigos, destacando a Alexandra Jiménez y Miki Esparbé, en un film que en ocasiones incomoda pues reconocemos en nosotros mismos las situaciones vividas, porque  las fisuras que contemplamos, las conocemos bien.

En definitiva una película muy notable, merecedora de la fama que la precede y que es sin duda la quirúrgica disección de una generación desencantada.

Calificación de la película

Reproducir vídeo
Comparte esta crítica

Minicritic recomienda: "ÚLTIMAS CRÍTICAS"

Síguenos en las Redes Sociales

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar