Portal de crítica de cine – minicritic.es

Por Mario Ballesteros

Comparte esta crítica
Calificación
3/5

Sara (Juana Acosta) visita una casa en venta a orillas del río Guadalquivir. Las condiciones de la vivienda son inmejorables: luminosa, espaciosa y por la mitad de su precio de mercado. Únicamente contiene un pequeña “claúsula”: Lola (Kiti Mánver) la anciana propietaria, con una maltrecha salud, vivirá en ella hasta el día de su muerte. Pese al inconveniente, Sara se decide a comprar pensando en que la oportunidad es única.

El inconveniente es una historia sobre el atemporal miedo del ser humano a la soledad, a no encontrar su sitio en el mundo y, en último término, a la muerte en sí misma. Bernabé Rico compone su primer largometraje por medio de un relato con tintes sociales que bebe del melodrama y con algunas pinceladas de humor negro que no desvirtúan el tono ligero y amable que tiene la película.
Es El Inconveniente por encima de todo, una película de actores, con un elenco repleto de caras conocidas, desde las de Daniel Grao (HIT, El árbol de la sangre), o Carlos Areces (Balada Triste de Trompeta) hasta la aparición estelar de uno de los centauros de nuestro cine, José Sacristán (Magical Girl). Pero por encima de todos ellos se encuentra la dupla interpretativa de sus dos protagonistas, Juana Acosta (Perfectos desconocidos) y Kiti Mánver (Los abrazos rotos). Sobre ellas pivota todo el peso de la historia, que no es otra que la de una joven empresaria de éxito que planea una vida en soledad, y la de la septuagenaria dueña de la casa, dispuesta a dejarse la vida en placeres mundanos, ya que no encuentra muchas razones más para seguir existiendo. Ambas se verán obligadas a cohabitar tejiéndose entre ellas una especie de relación materno-filial autoimpuesta, que las obligará a aprender mutuamente y, llegado el momento, a soportar entre ambas los envites de sus respectivas vidas.
El origen de El Inconveniente se encuentra en la obra teatral 100 m2, escrita y dirigida por Juan Carlos Rubio, traducida a seis idiomas y con un gran recorrido dentro y fuera de nuestras fronteras. El propio dramaturgo firma junto con Bernabé Rico el guión, quizá la pieza más débil de esta cinta, a la que le duelen sus raíces teatrales, de las que no logra desprenderse por completo, lo que provoca un resultado en pantalla demasiado artificioso pese al trabajo de sus actrices. Y es que la dirección de actores no ha sabido traducir al lenguaje cinematográfico las ideas de su homólogo teatral, por lo que la cinta resulta desde el inicio un tanto predecible, con sus secuencias más poderosas apoyándose en la dramaturgia antes que en su narración cinematográfica. Tampoco ayuda el uso de la música, a veces desubicada y hasta irritante, al no dejar de reincidir en todo lo que acontece en pantalla -incluso un oído cinéfilo podría percibir una exagerada similitud con las composiciones de Jon Brion en Olvídate de mí (Michel Gondry, 2004).

En suma, que si bien El inconveniente es un film disfrutable de cabo a rabo, podría haber aspirado a más de habérselas apañado mejor para desarraigarse de su origen teatral.

Minicritic recomienda: "ÚLTIMAS CRÍTICAS"

Síguenos en las Redes Sociales

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar