Crítica de La Sociedad literaria y el pastel de patata

LA SOCIEDAD LITERARIA Y EL PASTEL DE PIEL DE PATATA

1 Comentario

por Adelaida Valcarce

Comparte esta crítica
LaSociedadLiterariayelPastel
Dirigido por Mike Newell (aunque también se tanteó a Kenneth Branagh para realizarlo), La sociedad literaria y el pastel de piel de patata es un drama histórico que ocurre durante los años posteriores a la 2ª Guerra Mundial basado en la novela homónima de Mary Ann-Shaffer, un auténtico best seller en Gran Bretaña, escrito a través de la correspondencia de los miembros de esta sociedad literaria con la escritora Juliet Ashton. En realidad, el film urde una historia de relaciones interpersonales a partir de un supuesto viaje motivado por estas cartas.
La película nos cuenta la historia de Juliet Ashton, una joven escritora que vive en Londres y que empieza a intercambiar cartas con un grupo de personas que forman una asociación en Guernsey, isla que fue invadida por los nazis durante la guerra. Una vez viaja hasta allí y los conoce, irá descubriendo el secreto que esconden entre todos. El macguffin, un tanto lúgubre, está aderezado con unos acertados toques de humor que denotan un incondicional amor por la literatura. Porque los socios son personas que han compartido una situación histórica muy difícil, como fue la invasión de esta isla del canal de la Mancha y los duros tiempos de la posguerra, en los que se congregaban en torno a un libro y a un pastel hecho con las mondas de las patatas, símbolo del hambre y de las privaciones que padecían en su día a día. Pero que no espere el espectador situaciones desgarradas ni fuera de tono, ya que La sociedad literaria y el pastel de piel de patata es una película llevadera que cuenta con unos personajes realmente entrañables. Los protagonistas del film, Lily James (Orgullo y prejuicio y zombies) y Michiel Huisman (Juego de tronos), cumplen perfectamente su cometido y aportan un toque romántico a una trama que, si bien es previsible, no deja de resultar placentera en diálogos e imágenes. Y como no podía ser de otra manera, la cuidada ambientación fortalece la credibilidad de la ficción.

El gran acierto del cineasta Newell es haberse contagiado del espíritu de la novela en lo detallista y delicado, pero sin dejar rastro de sentimentalismos ñoños y extemporáneos. La película resulta ejemplar en el contrapunto que se da entre el retrato de los aspectos más duros de la contienda, el destino asignado a alguno de sus personajes, y el desenfadado tono campestre y humorístico de muchas de sus secuencias. Es un film de visionado fácil, sin artilugios estilísticos ni enrevesadas tramas y que nos hace apreciar el valor de una buena historia alejada de las modas.

Reproducir vídeo
Calificación de la película

Minicritic recomienda: "ÚLTIMAS CRÍTICAS"

Síguenos en las Redes Sociales

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Una idea sobre “LA SOCIEDAD LITERARIA Y EL PASTEL DE PIEL DE PATATA”

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar