Portal de crítica de cine – minicritic.es

Por Carolina Becerra

Calificación
3.5/5
Comparte esta crítica
Seleccionada en el Festival de Venecia y nominada a los Premios César a Mejor Actor (Vincent Lacoste) y Mejor Banda Sonora, Mi vida con Amanda es el tercer largometraje del director francés Mikhaël Hers, tras sus pretéritas Ese sentimiento del verano (2016) y Memory Lane (2010).

El planteamiento del film nos muestra el día a día de David, un veinteañero que se desenvuelve con normalidad en su entorno parisino profesional y afectivo, entre la recepción de turistas e inquilinos en pisos de alquiler, el podado eventual de árboles y la vida en familia con su hermana y su sobrina. Una vida sencilla, sin muchas complicaciones ni obligaciones, hasta que un evento traumático desestabiliza su vida y pone a prueba sus prioridades y compromisos.

La normalidad de las personas violentada por el terrorismo

La película, aunque penetra en el drama partiendo de una problemática global, como es la del terrorismo, nos traslada a una realidad íntima y personal, desde el punto de vista de David y de su pequeño entorno, y nos muestra cómo éste hace frente a los efectos de una tragedia que le hará replantearse la vida y sus concepciones previas. Con gran acierto, la película se enmarca en un contexto contemporáneo para abordar temas universales de naturaleza social, familiar y existencial, ofreciendo un crisol de emociones y de reacciones frente al dolor, la aceptación, la necesidad de cambio, que no son las estereotípicas sino que más bien se  apoyan en la variopinta realidad para conmover.

mi-vida-con-amanda2

El estilo naturalista de Mikhaël Hers y la interpretación de Vincent Lacoste

Hers utiliza un tono y un ritmo naturalista, logrando dibujar sus imágenes con una gran delicadeza y atendiendo mucho a esos detalles que, ya desde el guión se plantean acertada y justificadamente, dentro de un entorno conmovedor, espontáneo y sin demasiada exageración. La interpretación de su protagonista por el joven Vincent Lacoste (David), es sin lugar a dudas uno de los puntos fuertes de la película, en un cast que se completa con nombres como los de Isaure Multrier (quien hace de la propia Amanda), Stacy Martin, Ophélia Kolb, Marianne Balser, Jonathan Cohen y Greta Scacchi.

Mi vida con Amanda: un retrato peculiar de la Ciudad de la Luz

Además, Mi vida con Amanda ofrece un retrato contemporáneo, fresco y cálido de París, con un entorno menos habitual, más privado, para nada iconográfico de esta capital del turismo, ya que se podría pensar que en realidad nos encontramos ante cualquier otra gran ciudad del mundo. Solo la estética, un tanto melancólica, retro y granulada, como de película analógica, pero muy luminosa, nos retrotrae a esa atmósfera afrancesada, lo que sirve como contrapunto del drama que viven los personajes. Y es que Mi vida con Amanda es una conmovedora película que desde la trágicas repercusiones del terrorismo nos cuenta una emotiva historia fraternal.

Película de la semana: "ÚLTIMAS CRÍTICAS"

Síguenos en las Redes Sociales

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar