por Adelaida Valcarce

Comparte esta crítica
El hijo afiche
James Gunn, director, productor y guionista estadounidense, tiene un pasado prestigioso ligado al cine de terror y underground. Hay que destacar su buen hacer en el libreto de Amanecer de los muertos (Zack Snyder), pero también sus incursiones en el cine más comercial con Guardianes de la Galaxia y Escuadrón suicida, El interés por el mundo de lo alienígena no le es ajeno, como se puede ver en estas películas. Con estos antecedentes, era muy esperado el estreno de este film para comprobar si la dirección de David Yarovesky había respetado el espíritu transversal de la obra de Gunn, con elementos de superhéroes, terror, gore y extraterrestes. El resultado queda aprobado con nota y la mano de Gunn como productor, se aprecia y mucho. Lo extraordinario del argumento ha sido la innovación que supone.

En El hijo se puede rastrear algún elemento coincidente con aquellas obras del debut de Gunn, como las invasiones extraterrestres en zonas rurales. Si a esto unimos la vuelta de tuerca que supone imaginar un Superman oscuro, tenemos el argumento de la película que nos ocupa.

Un matrimonio que vive en un pequeño pueblo ansía desde hace años la paternidad, sin lograrlo, hasta que un día cae un OVNI del cielo con un bebé al que adoptan. El niño crece sin problemas hasta a los doce años empieza a ser consciente de sus extraordinarias facultades físicas y mentales. Hasta aquí podría tratarse del argumento del hombre de acero, pero… ¿y si en lugar de usar sus poderes para el bien los emplease para el mal? El punto de partida es sencillo por lo conocido, pero el desarrollo supone una grata sorpresa para el espectador. No se detiene en florituras, va al grano y se apoya en unas imágenes impactantes que permanecen en la retina sin remisión.

ElHijo2

Especial interés provoca el arco dramático de los padres adoptivos, que pasan de la defensa a ultranza del joven, al estupor, superados por los acontecimientos, ya que las habilidades del menor, en lugar de convertirlo en un héroe, son el principal obstáculo para que encaje en la comunidad. Muy reseñable también es la interpretación de Jackson A. Dunn como Brandon Breyer, el protagonista, que con un simple gesto es capaz de parecer un ángel o un demonio.

Reproducir vídeo

Cierto es que El hijo no es una película perfecta y quizá el final rebaje un poco la intensidad con respecto al resto del metraje, pero su mirada fresca y sin prejuicios insufla un aire nuevo al género. Es de desear que el camino iniciado por este trabajo amplíe horizontes con su ruptura de las reglas genéricas de los universos superheroícos, tan saturados últimamente.

Calificación de la película
4/5

Película de la semana: "ÚLTIMAS CRÍTICAS"

AntesdelaQuema-destacada

ANTES DE LA QUEMA

Ártico

ÁRTICO

El Hijo

EL HIJO

Síguenos en las Redes Sociales
Última modificación: 25 mayo, 2019

Comentarios

Comenta o responde a los comentarios

Tu dirección de correo no será publicada.