Estrenos de la semana

Nacido rey
Y llovieron pajaros
First love
La canción  de los nombres olvidados
La familia Samuni
Clara y el ladrón de manzanas
Klara y el ladrón de manzanas
Las vidas de Marona
Fahim
Frida. Viva la vida
Skin
El viaje de Javier Heraud
La camarista
Invisibles
La candidata perfecta

MINICRITIC WEEKEND

La candidata perfecta

Por Adelaida Valcarce

Los estrenos de este mes de marzo son numerosos y muy interesantes. Empezamos el repaso con un film que pone en valor los derechos humanos (Harriet. En busca de la libertad), una peli de acción y fantasía (Bloodshot), un relato pegado a la realidad de los movimientos ultras (Skin), una película que ahonda en la situación de la mujer en algunas culturas (La candidata perfecta), una comedia que a pesar de su apariencia ligera es muy profunda (Lo mejor está por llegar) y un film familiar infantil que no defrauda (Onward)

La directora saudí Haifaa al-Mansour se presentó ante el público internacional en el Festival de Cine de Venecia de 2012 con su primera película, La bicicleta verde, que también fue la primera hecha por una mujer en Arabia Saudí. Ahora vuelve a las pantallas para mostrar su cuarto largometraje, La candidata perfecta.

Que Mansour haya rodado su primera película a escondidas en 2011, dice mucho sobre los cambios que se han producido en Arabia Saudí. Escondió el equipo de cámaras en la parte trasera de una furgoneta para evitar la ira de las autoridades. El paso de los años y los cambios (y las batallas que quedan pendientes) pueden observarse en el personaje de Maryam (Mila Al Zahrani), el corazón vibrante que protagoniza la osada película de Mansour.

En La candidata perfecta, Maryam no es enfermera, sino doctora. El padre de la protagonista, Abdulaziz (interpretado por el cantante de folk Khalid Abdulrhim), es un músico de ideas liberales que siempre ha animado a sus hijas a perseguir sus sueños. Pero es difícil hacerlo cuando la sociedad ha construido tantas barreras para impedírselo, y la joven además pretende ser candidata a la alcaldía.
A pesar de cierto aire dulzón y algo irreal, resulta un film muy interesante y que muestra la situación femenina más que en otros países, en otras culturas.

La película de la semana

especiales

Especiales

Por Mario Ballesteros

Desde Francia nos llega Especiales, del dúo de directores Olivier Nakache y Éric Toledano.  Los realizadores galos ya nos tocaron el corazón con su obra más célebre, Intocable (2011). Lo cierto es que tras los primeros tres minutos de Especiales, uno ya es consciente de que la cinta va a jugar con sus sentimientos.

Al igual que Intocable, esta nueva obra se basa en personas reales. Nos cuenta la historia de Bruno, interpretado por Vincent Cassel, y Malik, a quien da vida Reda Kateb. Cada uno de ellos es el responsable de una organización sin ánimo de lucro, ambos colaboran entre sí y tratan de ayudar a jóvenes con problemas. Bruno, acoge a personas con autismo severo, mientras que Malik saca a chicos de las calles para que trabajen como cuidadores.  Todo su trabajo corre peligro de venirse abajo, pues deben pasar una inspección gubernamental y evitar el cierre de su actividad.

Minicritic recomienda

the gentlman

The Gentlemen

Por Mario Ballesteros –

Después de filmar la versión con actores reales del clásico de Disney Aladdin, Guy Ritchie se sacude la arena del desierto con “The Gentlemen”, una historia sobre la mafia londinense, un género del que el director ya ha hecho su hábitat natural como ya demostró en películas como Snatch, cerdos y diamantes (2000) o Rock´n Rolla (2008), terreno dónde maneja con brío el ritmo de la acción y da rienda suelta a su estilo visual lleno de planos aberrantes y ángulos de cámara imposibles. 

The Gentlemen muestra la historia de Michael Pearson (Matthew McConaughey), un hombre de negocios que ha triunfado montando un sistema de distribución de Cannabis único en Inglaterra, pero ahora quiere vender todo su imperio valorado en miles de millones de dólares y retirarse para vivir una vida plácida, aunque ninguno de sus compradores está dispuesto a ponérselo fácil. Toda esta operación será el origen de múltiples tramas que implicarán a la mafia rusa, a la realeza británica y hasta un periodista que intentara sacar tajada también. Sobornos y chantajes se sucederán en una vertiginosa lucha por el poder. 

A duro la preferente

entre-pillos-anda-el-juego

Por Dita Delapluma – «Entre pillos anda el juego». ​

¡Oh, Blanca Navidad…! Tiempo de esperanzas y sueños, de recuerdos agridulces, excesos de todo tipo y películas cargadas de tanta azúcar que hay que verlas con insulina al lado. A no ser que te llames John Landis. Hoy, en A duro la preferente, Entre pillos anda el juego.

La cinta nos presenta a Louis Winthorpe III (Dan Aykroyd), un joven multimillonario que trabaja como corredor de bolsa en una importantísima empresa y está a punto de casarse con la sobrina-nieta de los dueños. Dueños tales que mantienen una discusión acerca de la supremacía de la genética contra el ambiente. Para entendernos: uno de ellos opina que una buena genética es fundamental para el éxito en la vida, mientras que el otro opina que es sólo el ambiente en el que uno se ha criado lo que lo determina. A su empresa llega por accidente Billy Ray (Eddie Murphy) un mendigo y timador de poca monta y, para comprobar quién de ellos tiene razón, deciden forzarles a cambiar sus puestos.

entre-pillos-anda-el-juego

Por Dita Delapluma – «Entre pillos anda el juego». ​

¡Oh, Blanca Navidad…! Tiempo de esperanzas y sueños, de recuerdos agridulces, excesos de todo tipo y películas cargadas de tanta azúcar que hay que verlas con insulina al lado. A no ser que te llames John Landis. Hoy, en A duro la preferente, Entre pillos anda el juego.

La cinta nos presenta a Louis Winthorpe III (Dan Aykroyd), un joven multimillonario que trabaja como corredor de bolsa en una importantísima empresa y está a punto de casarse con la sobrina-nieta de los dueños. Dueños tales que mantienen una discusión acerca de la supremacía de la genética contra el ambiente. Para entendernos: uno de ellos opina que una buena genética es fundamental para el éxito en la vida, mientras que el otro opina que es sólo el ambiente en el que uno se ha criado lo que lo determina. A su empresa llega por accidente Billy Ray (Eddie Murphy) un mendigo y timador de poca monta y, para comprobar quién de ellos tiene razón, deciden forzarles a cambiar sus puestos.

Próximos estrenos

Las letras de Jordi
The lovebirds
Todo pasa en Tel Aviv

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar