Portal de crítica de cine – minicritic.es

por Nerea Sanz Campos

Comparte esta crítica
Basada en la novela homónima que Walter Tevis publicó en el año 1983, Gambito de Dama llegó a Netflix el pasado mes de octubre para batir todos los récords de visualizaciones a nivel mundial. Además, gracias a la popularidad de la serie, las ventas de tableros de ajedrez y libros de estrategia se han disparado a niveles históricos.

CUANDO HEATH LEDGER QUISO LLEVAR GAMBITO DE DAMA AL CINE

Aunque el trágicamente desaparecido actor Heath Ledger (El caballero oscuro, Brockeback Mountain) acarició la posibilidad de llevar esta historia al cine, no ha sido hasta 2020 cuando el talento de Beth Harmour se ha metido de lleno en nuestras vidas a través de esta miniserie creada por Scott Frank y Allan Scott, quien años atrás trabajaría con Ledger en la adaptación cinematográfica de la novela.

UN VIAJE A LA INFANCIA DE BETH HARMOUR

Interpretada, a lo largo de las etapas de su peripecia argumental, por una prodigiosa Isla Jonhston y por una elocuente Anya Taylor-Joy, Beth es una huérfana que encuentra su refugio particular en un tablero de ajedrez,  cuando en el orfanato de Kentuky en el que reside, el conserje le muestra las maravillas de esta disciplina lúdica y deportiva. El primer episodio de Gambito de dama nos traslada a la infancia de la protagonista, donde reconocemos a una niña que nos recuerda sutilmente a personajes míticos como la Eleven de Stranger Things o como la Matilda de Roald Dahl. En este primero de sus hogares conocerá a dos de las personas más importantes de su vida: el ya mencionado señor Shaibel (el conserje) con quien tendrá una relación tan fría como intensa, y Jolene, una huérfana racializada que enseñará a Beth a adaptarse al día a día del orfanato, y que aportará al relato una necesaria dosis de crítica social.

BETH HARMOUR, ANTIHEROINA EN LO ÍNTIMO, MODELO PÚBLICO

La carga emocional que acompaña la progresión profesional de la protagonista perfila un personaje femenino de esos que llevamos años reclamando las cinéfilas feministas. Las experiencias sensoriales que vive Beth traspasan la pantalla y su adicción a sustancias como el alcohol y los tranquilizantes transforman a la reconocida campeona en una antiheroína que muestra su vulnerabilidad en los momentos más íntimos; matiz necesario para creer lo que estamos viendo sin que la serie se convierta en un panfleto propagandístico de la mujer fuerte e inteligente.

GARRY KASPÁROV, ASESOR TÉCNICO DE LA SERIE

Ninguna otra producción relacionada con el ajedrez ha cumplido de forma tan minuciosa con los términos de precisión y de respeto al juego. Cada tablero que aparece en pantalla está cuidadosamente planificado, y para conseguir un trabajo tan impecable los creadores contaron con el asesoramiento de expertos de reconocida competencia. Es el caso del ruso Garry Kaspárov, uno de los mejores ajedrecistas de la historia -los más talluditos recordarán sus legendarias partidas contra Anatoly Kárpov entre 1985 y 1995-, y quien curiosamente protagonizó una controvertida derrota contra Judit Polgár, mujer que de forma similar a Beth, tuvo que pelear para poder competir en igualdad de condiciones contra sus rivales de género opuesto en los campeonatos más importantes del mundo.

GAMBITO DE DAMA, UNA APASIONADA HISTORIA DE SOLEDAD

Definitivamente, la pasión que irradia la protagonista hacia el ajedrez es contagiosa, y el aura que construye la serie en torno a este juego de estrategia ha logrado prender algo en la psique de los espectadores. La personalidad de Beth combina perfectamente con un deporte mental al que se juega y se entrena en solitario. La primera temporada está compuesta solamente de siete capítulos, pero el mundo interior de esta talentosa mujer da para unas cuantas temporadas más repletas de situaciones emocionantes.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar