LO LÓGICO ES ABURRIDO

(Artículo publicado originalmente en tierrafilme.com)

En 1962 consiguió a través de una carta que según el propio Hitchcock en su respuesta le hizo llorar de emoción, entrevistar durante ocho jornadas al director británico. Aquello sorprendió bastante a una opinión pública que no terminaba de rastrear la huella del maestro del suspense en la obra de Truffaut —espléndida aunque todavía escasa en aquel momento—, a pesar de que éste lo citara continuamente como una de sus influencias. Por su parte Alfred Hitchcock ya lo había hecho prácticamente todo —estaban por llegar todavía Los pájaros (1963) o Cortina rasgada (1966)— pero sus películas se consideraban meras cintas de entretenimiento, de manera que no se entendía bien que levantara semejantes pasiones entre los miembros de la Nouvelle vague, muchachos que habían dado sus primeros pasos muchos de ellos como redactores en la elitista Cahiers du cinéma. Truffaut trabajó en aquel encuentro con la misma dedicación que había invertido en sus trabajos cinematográficos y aquella confluencia inverosímil —«Lo lógico es aburrido», apostilla flemático el realizador de Psicosis (1960) en algún momento del film— terminó convirtiéndose en un libro que aún hoy es considerado como una biblia para cualquier devoto del séptimo arte.

Kent Jones traslada a la pantalla parte de la extensa conversación con archivos de audio originales en los que se puede escuchar a Hitchcock dar rienda suelta a su socarronería habitual («los actores son ganado» es sólo uno de sus comentarios) mientras el joven Truffaut toma notas como un descosido. Por si no hubiera suficiente sapiencia ya con dos de los cineastas capitales de la historia del medio, el pie de página lo ponen los más brillantes sucesores de las siguientes generaciones. David Fincher, Martin Scorsese, Wes Anderson, Richard Linklater y Peter Bogdanovich, entre otros,  glosan la trayectoria de la pareja de auteurs haciendo énfasis en la figura de Hitchcock y revelan su noviazgo con la filmografía del hombre que firmaba con un boceto de su orondo perfil.  No se trata en este caso de si el libro era mejor o de si la película aporta claves que el manual no recogía. Ambos se complementan. Y son asignaturas troncales.

Última modificación: 23 febrero, 2020

Comentarios

Comenta o responde a los comentarios

Tu dirección de correo no será publicada.