por Adelaida Valcarce

Comparte esta crítica
Jefe - Afiche

Un alto ejecutivo de una empresa cualquiera vive su particular semana horribilis; a saber: problemas económicos, socios que conspiran a sus espaldas, una esposa que le echa de casa y su hijo que le ignora. Claro que César (Luis Callejo) tampoco es ninguna joya, y sí un putero, drogadicto, machista y violento; es decir, un abominable jefe.

Y en esos días de bajada a los infiernos, conoce casualmente a una de las limpiadoras nocturnas de la oficina (Juana Acosta), con la que comienza su particular camino hacia la redención. Entre este jefe malhumorado y la precaria trabajadora hay más en común de lo que parece, porque ambos sienten la ausencia de sus hijos, en un caso anímica y en el otro geográfica

Estos son los mimbres que arman la tragicomedia que nos presenta Sergio Barrejón, hombre curtido en cortometrajes, que filma con esta película su ópera prima. De hecho, el precedente de la cinta es uno de esos cortos, titulado La media pena, estrenado en el 2011 y multipremiado desde entonces, cuyo protagonista es también el mismo que en el film que nos ocupa.

En los roles principales, Luis Callejo y Juana Acosta. De Luis Callejo solo caben alabanzas a su presencia en la pantalla. Esperamos ansiosos más papeles que desarrollen su talento escénico (será también el protagonista absoluto de la inminente En las estrellas, el fantástico segundo largometraje de Zoe Berriatúa), claramente desperdiciado en las muchas comedietas sin gracia que ha rodado últimamente. Da un verdadero recital interpretativo haciendo que odiemos a ese superior despiadado y a la vez nos provoca ternura por su paternalismo fuera de lugar y por su mezquindad. Muy correcta está Juana Acosta, que mantiene el tipo y da el contrapunto justo al huracán Callejo. El resto del elenco cumple bien su cometido, destacando una estupenda Bárbara Santa-Cruz (la sensata vigilante nocturna), Joseba Bengoetxea (el sufrido socio) y Carlo D’Ursi (el pelota del jefe), quien también  productor de la cinta. 

Jefe2

El  resultado es una película fresca, un tanto estereotipada y demasiado previsible, lo cual lastra un poco el regusto que nos deja al final. Aciertos y fallos en fin, que son perdonables en una dirección novel. No obstante, habrá que seguir a este director en el futuro, porque apunta maneras y muy buenas.

Reproducir vídeo
Comparte esta crítica.
Síguenos en las Redes Sociales
Última modificación: 5 julio, 2018

Comentarios

Comenta o responde a los comentarios

Tu dirección de correo no será publicada.