Portal de crítica de cine – minicritic.es

por Nerea Sanz

Comparte esta crítica

LOS CRÍMENES DE HONOR Y EL CASO DE BANAZ MAHMOD

El crimen de honor, también conocido como asesinato de honor o asesinato por honor, es el asesinato de una persona -mujer, generalmente- por parte de uno o varios miembros de su familia, debido a la creencia de que la víctima, haya causado desprestigio a su familia a causa de su comportamiento sexual, sus relaciones sentimentales o, incluso, vestir de forma “inapropiada”. En el año 2000, Naciones Unidas estimó que 5.000 mujeres son víctimas de crímenes de honor cada año.  Aún así, las asociaciones de refugiadas denuncian que este dato recoge solamente un pequeño porcentaje, ya que sólo están contabilizadas las víctimas registradas en informes policiales y de las ONGs.

Honor, la nueva miniserie de Filmin basada en hechos reales, nos acerca de forma desgarradora a uno de esos impactantes sucesos: el mediático caso del asesinato de Banaz Mahmod, una mujer kurdo-iraquí asesinada por sus allegados cuando decidió dejar atrás su matrimonio concertado y abusivo para vivir su propia vida. De hecho, exceptuando algunos personajes y sucesos introducidos con fines dramáticos, la gran mayoría de estos se ciñen a una realidad que ocupó horas de televisión y portadas en los periódicos británicos durante el 2006.

CAROLINE GOODE Y SU ENFADO CON EL SISTEMA POLICIAL OCCIDENTAL

A través de esta miniserie, que también podría categorizarse como una película dividida en dos actos, y de la mano de la inspectora Caroline Goode (Keeley Hawes) y de su equipo en la investigación, nos adentramos en el caso de la desaparición de una joven que denunció hasta en cinco ocasiones la intención de asesinarla por parte de su familia. Este aspecto crítico, que pone en duda el sistema policial británico -y el europeo en general-, nos permite empatizar con una investigadora a la que personalmente conocemos muy poco; y sentir un ápice de la rabia que pudo experimentar esa víctima a la que aún conocemos menos.

HONOR, UN DRAMA DESGARRADOR CONDUCIDO POR MUJERES

La serie posee la estética habitual del género policial británico, dejando un poco a un lado el suspense, aunque el hecho de conocer de antemano lo que sucederá no la resta un impacto demoledor, el de la realidad que late bajo sus imágenes. Y asumimos que todo lo que se muestra en el film sigue ocurriendo diariamente en distintos rincones del planeta, en los que muchas mujeres siguen desamparadas en pleno siglo XXI, y no sólo en los países subdesarrollados.

Uno de los elementos definitorios para que esta serie de aspecto convencional nos cautive de una forma tan especial, es la exactitud con la que están definidos los personajes femeninos. Son las mujeres quienes soportan el mayor peso dramático y son ellas las que conducen el relato de principio a fin: desde la inspectora Goode, hasta Bekhal Mahmod, la hermana de Banaz que renunció a su familia años atrás; pasando por la activista kurda Diana Namni (Ahd Kamel) quien agitará aún más la mente de Caroline, o Keilly Jones (Alexa Davies) la policía especializada en informática encargada de rastrear los teléfonos y las señales de los GPS. En este aspecto, la mano de la documentalista Gwyneth Hughes -experta en la construcción de personajes femeninos de destacable fortaleza- es evidente en el desarrollo del guión de este drama social con tintes policiacos.

DOS CAPÍTULOS QUE SABEN A POCO

Es una verdadera lástima que con un planteamiento de los personajes tan interesante y el potencial dramático de la historia en cuestión, la trama no vaya más allá de lo relacionado con la investigación policial. Poco sabemos de la vida de la inspectora con la que conectamos desde el minuto uno por ese afán que demuestra por hacer justicia; de Banaz, quién nos acerca a temas tan escandalosos como la violación dentro del matrimonio o la realidad de las mujeres europeas hijas de familias migrantes y aferradas a represivas tradicione; o incluso de Kelly, una joven que renuncia a su vida social y sentimental para unirse a Goode en su objetivo de atrapar a los responsables de la desaparición de Banaz. La serie, que deja abiertos toda una serie de interrogantes que nos invitan a la reflexión, está disponible en la plataforma Filmin desde el pasado 5 de enero.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar