Portal de crítica de cine – minicritic.es

Historias lamentables

3.5/5

Por Julio Vallejo Herán

JAVIER FESSER VUELVE A SUS ORÍGENES

El director Javier Fesser regresa con Historias lamentables al universo cómico y surrealista que creó con los legendarios cortos Aquel ritmillo o El secdleto de la tlompeta, y en su posterior largometraje El milagro de P. Tinto.

Los cuatro episodios que conforman su última película vuelven a mostrarnos su habilidad para el humor disparatado, su gusto por la comedia física y unos personajes que parecen sacados de los mejores tebeos de la editorial Bruguera o de alguna de las películas de Luis García Berlanga o de José Luis Cuerda. Rasgos característicos que han quedado un tanto suavizados en títulos tan populares y premiados como Camino o Campeones.

Historias_lamentables4

PERSONAJES PATÉTICOS COMO NOSOTROS

El director madrileño nos presenta un grupo de protagonistas bastante patéticos, ruines en ocasiones y, en el fondo, perdedores a pesar de la diferente situación económica y social por la que atraviesan. No obstante, Fesser parece sentir cierta piedad por ellos para que veamos que, aunque caricaturizados, reflejan algunas de nuestras miserias.

El hijo que quiere contentar a su acaudalado padre en el momento de su jubilación, un estricto hombre de mediana edad al que le impiden llegar a la playa, una mujer arruinada que le hace la vida imposible a un inmigrante que le ha arreglado el jardín o un tipo que quiere ocultar a su familia sus malas artes al frente de una empresa, son las cuatro tramas principales que se dan cita, para entrecruzarse, en un divertido retrato de España.

IRREGULAR, PESE A CHANI MARTÍN Y LAURA GÓMEZ-LACUEVA

No todas brillan a la misma altura, aunque sí que dan rienda suelta a la carcajada en gran parte de las ocasiones. Sobresalen dentro de un notable conjunto las historias protagonizadas por el gruñón y obsesivo veraneante, encarnado por un espléndido Chani Martín (El laberinto del fauno, Justo antes de Cristo) que recuerda al gran José Luis López Vázquez, o aquella interpretada por una divertidísima Laura Gómez-Lacueva, perfecta como esa mujer capaz de aprovecharse del ser más desvalido en su propio beneficio.

Sin embargo, quizá el mayor logro de Historias lamentables es que critica sin discursos explícitos y que opta por el humor descacharrante como alternativa eficaz frente al realismo más obvio y monótono.

Historias_lamentables_Affiche

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar