por Dita Delapluma

En Busca del Valle Encantado

"A duro la preferente".

Se avecina una nueva entrega de Parque Jurásico, y todos sabemos que los dinosaurios siempre son baza segura en taquilla, pero no siempre han sido recreados por ordenador y fx. A veces, han sido entrañables dibujos animados.

Corría el año 1989 cuando se estrenó la primera entrega de En busca del Valle Encantado, cinta con la que Don Bluth plantó cara al largometraje Disney de aquél año, Oliver y su pandilla (y venció). En ella, un sinnúmero de familias de dinosaurios, sorprendidas por los cambios de la Tierra, migran hacia un fabuloso destino llamado el Valle Encantado, tierra en la que abunda la comida. Un pequeño brontosaurio llamado Piecito queda huérfano y se ve separado de sus abuelos. En su intento por encontrarlos y alcanzar el valle, se juntará con otros pequeños perdidos como él y juntos emprenderán el viaje, a través de miles de aventuras e intentando siempre dar esquinazo al terrible tiranosaurio.

Por más que vista hoy día resulte tópica, en extremo infantil y a veces peque de excesivo sentimentalismo, En busca del Valle Encantado no deja de ser una cinta apetecible, llena de aventuras, humor, ternura, y con una factura plástica impecable.Casi lo peor de ella, es el exceso de secuelas que siguieron, pero concebida como una sola película, vale la pena.

Última modificación: 27 junio, 2018

Comentarios

Comenta o responde a los comentarios

Tu dirección de correo no será publicada.