por Dita Delapluma

"A duro la preferente". Faltan pocas semanas para que acabe el curso escolar, y seguro que todos tenemos, o tuvimos un profesor favorito. Alguien que nos marcó, que quedará siempre en nuestro recuerdo. Cierta promoción de la prestigiosa Academia Welton, nunca olvidará a su profesor de literatura, el sr. John Keating.

Encarnado por Robin Williams, Keating será mucho más que un simple profesor de literatura, sino que, en sus propias palabras, pretenderá enseñar a sus alumnos a pensar. El profesor desprecia las teorías que encajonan y encorsetan la poesía como algo de calidad medible o susceptible de ser registrado en fríos números, sino que para él sólo existe la pasión, y la poesía es válida en función de las emociones que nos provoca, de los sentimientos y pensamientos que nos hace evocar. Los muchachos, acostumbrados a un mundo de rigidez y de normas férreas, se verán rápidamente seducidos por la filosofía del joven maestro y aprenderán a ser valientes, decididos, y tendrán por primera vez ganas de vivir sus propias vidas, y lo harán.

El club de los poetas muertos es una película extraordinaria. Un regalo para las mentes inquietas, un pequeño tesoro del cine que nos recuerda cuán fabuloso es encontrar un Maestro. Una película que todos los adolescentes deberían ver, y todos los padres deberían recordar.

Última modificación: 23 febrero, 2020

Comentarios

Comenta o responde a los comentarios

Tu dirección de correo no será publicada.